jueves, 28 de noviembre de 2013

Ron Mueck en PROA

No sé qué me pasa con la muestra de Ron Mueck de la que todo el mundo habla, no me conmueve. No sólo me distrajo lo bien que están hechas las uñas de los personajes, los pliegues de la piel o la barriga inconfundible de una mujer de alrededor de setenta años gigante (tan bien hecha que parece que respira, como los muertos), sino que hay algo en ese perfeccionismo que me deja afuera, que me expulsa.

Para mí era muy importante saber si esas personas existían en la vida real, si fueron esculpidas como retratos, o si las había creado Mueck de la nada. Y parece que las hizo él de cero, la persona de PROA que me lo contó dijo que todas las caras tenían cierto parecido y que para él, en el fondo, todas se parecían al propio Mueck. Como si fueran sus hijos, pensé, o la familia que no tuvo.

Que él crease a esta “gente común” empezó a cobrar algo más de sentido, una oscuridad atractiva. En un video de la muestra se lo ve a Mueck trabajando en moldear caras y cuerpos, como si  ya conociese a la persona que quiere re-crear. Ahí me pregunté si la verdadera obra de arte no es eso: Ron Mueck solitario, dando vida (y muerte) a estos seres, casi reales, paralizándolos en acciones y tamaños que él elige, perfeccionista y tirano.


4 comentarios:

dvadell dijo...

Hola María

Esta nota es para contarte que cada vez que hay un post nuevo en tu blog, dejo todo para leerlo. Me dí cuenta hoy, y no me pasa con ningún otro.

Saludos
-- Diego.

P.D.: Puede ser temporal, pero hasta ahora, ocurre.

María dijo...

Hola Diego,

Ya sea temporal o permanente (cosa que dudo, nada es para siempre...) muchas gracias por compartir conmigo lo que te genera el blog en este momento.

Da sentido.

Saludos.

Gianni Greatti dijo...

No lo hace mas curioso el hecho de partir de la nada? Por eso sera hiperrealismo? La imaginacion del hombre exagera la realidad. A mi me paso mas o menos lo mismo, en el sentido que los rostros de muchas esculturas parecian versiones del mismo mueck (llamativamente su apellido me suena a 'mueca'). Es arte, no lo olvidemos. Involucra una tecnica precisa y sutil, mano de cirujano, y conocimiento del cuerpo humano y su biomecanica. Me impresiono, la exactitud de las proporciones, lo dimensional. La extrapolacion de los cuerpos a otra escala, sin embargo la situacion vital permanecio igual. La tranquilidad que me trasmitieron los viejitos de la playa no era mas gigante. Algunas expresiones me causaron un efecto contrario o no me causaron nada. Cuando vi el film de su trabajo en vivo, inmediatamente se me presento la contradiccion -pero la historia esta llena de ellas-, como un hombre aparentemente solitario, embuido en su trabajo, de cara inexpresiva e inerte, podia generar tal nivel de detalle?

Saludos

Gianni

María dijo...

Gracias, Gianni, por tu comentario. Me hizo pensar. En la pulsión del Mueck, en la voluntad individual de crear, más allá de lo que se esté creando...

Saludos!