miércoles, 23 de julio de 2014

Jan Svankmajer sobre la infancia, los sueños y el erotismo:

Para ver, cierra los ojos. El sueño, ese pozo natural de imaginación, es enterrado constantemente y el espacio que queda vacante es ocupado por lo absurdo, que en gran parte es producido por nuestros "sistemas científicos racionales". Si no empezamos otra vez a contar cuentos e historias de fantasmas antes de irnos a dormir por la noche y a rememorar nuestros sueños después de levantarnos por la mañana, nada podemos esperar de nuestra civilización occidental.
Todos los médiums que dibujan resaltan que no somos nosotros quienes dibujamos, sino alguien fuera de nosotros; nosotros sólo prestamos nuestras manos a ese alguien.
La infancia constituye una de las fuentes fundamentales de la creación auténtica. Manifiestamente porque durante la infancia estamos dominados por el principio del placer, contrariamente a lo que ocurre en el mundo adulto, dominado por el principio de la realidad.
Para mí, los objetos siempre han estado más vivos que las personas. Y es que la memoria de los objetos es más larga que la memoria humana, que está limitada por la mortalidad. Según  la tipología de Erich Fromm, yo soy un típico necrófilo. Me gustan las cosas viejas, no porque sean viejas, sino porque fueron testigos de emociones, situaciones y actos de personas cuando éstas se encontraban bajo tensión emocional. Tocándolos, las personas cargaron los objetos de emoción. Yo me dedico a coleccionar esos objetos, les doy un papel protagonista en MIS PELICULAS e intento evocar la emoción sensual a través del cine.


7 comentarios:

Arvintel Media dijo...

Hola!

Otra vez, qué linda entrada. Esta vez tengo algo más que un gracias algo (mucho!) para compartir.

En cuanto a la memoria de los objetos, hay un comic HERMOSO de 6 páginas nada más, que se llama "Here". Está en inglés (ahora que piendo podría traducirlo yo mismo). Tiene su propia entrada en la wikipedia:

Here_(comic)

y se puede leer acá:

El comic

Fromm es un groso :) :) "El miedo a la libertad" es uno de mis libros de cabecera.

Y con respecto a la infancia, no sé si es culpa de la sociedad racional o qué, pero creo que está claro que se pierden muchas cosas, y que parte del desafío de la vida adulta es recuperar las que hacen falta.

Un beso grande,
-- Diego (el mismo de siempre).

P.D.: Here! lean el comic! :D

Betina Z dijo...

photo spherePor suerte, todavía puedo recordar muchos sueños (varios los conté en la Luna). Despierta también suelo tener experiencias oníricas (las llamo "minuto fantástico" y también conté algunas en el blog).
Tu entrada y las imágenes que vi de Svankmajer me hicieron pensar en Alicia, en George Melies...

Saludos, María.

Betina Z dijo...

se coló la frase que demuestra que no soy un robot (o que soy un robot pero de última generación :)

María dijo...

Hola Diego!
Investigaremos tu nuevo nombre...

Voy a leer el comic, muchas gracias!

A la infancia hay que volver todos los días.

Un beso.

María dijo...

Hola Betina,

De hecho la muestra que se llama "Metamorfosis" es de tres directores de animación: Starewitch, Švankmajer y los hermanos Quay. Del primero, Starewich, decían que era el Melies de la animación. Y Švankmajer tiene una película "Alicia", tratá de ver cosas de ellos en youtube porque son muy buenas.

Pero todas tus referencias están muy presentes.

Saludos.

Gloria dijo...

A la infancia hay que volver todos los días!! Me encantaron las imágenes!

María dijo...

Gracias, Gloria!